2 thoughts on “Otro motivo para no poner exámenes al uso

  1. Muy bueno!

    En cualquier caso creo que la cosa también tiene mucho que ver con la forma de corregir (y de poner los exámenes, por supuesto). En el sistema anglo-americano se valora mucho más que el alumnado tenga algo suyo que aportar, algo que muestro no sólo que domina los fundamentos de la materia sino también que es capaz de digerirlos y tener una actitud crítica o ir más allá de lo que el profesorado expone. Claro que corregir algo así exige también más esfuerzo, el exámen no es una parrilla de conocimientos a rellenar que luego se corrigen de a cuerdo a la plantilla oficial.

    Alguien, no recuerdo exáctamente, decía que en las universidades españolas (incluida la UPV/EHU) el primer día de clase se llega siempre a un acuerdo implícito entre profesorado y alumnado: “vosotros hacéis lo mínimo y yo hago lo mínimo, todos contentos”. El problema es que el 99% firma ese acuerdo y si un 1% se revela es considerado una traición.

    • La frase se la escuché a un estudiante que parecía de los que empiezan su primer año en la uni con ilusión. Como luego me comentó una amiga, “si aún no le han quitado las ganas de discutir en la gela, no vamos tan mal…” Cuando hago exámenes lo planteo como un ejercicio de simulación para ejercitar las habilidades y conocimientos que se adquieren en el curso. No suelen ser, pues, exámenes al uso. Sólo puedo hablar de mi caso, pero el primer día de mis clases yo entrego un syllabus con los objetivos, la metodología y los criterios de evaluación bien explícitos, sin lugar para esos acuerdos tácitos que mencionas.

      Por otro lado, las cosas están cambiando bastante. Piensa que muchas universidades españolas en nuestro entorno surgen en un contexto de democratización de la enseñanza, lo que provoca fenómenos como la masificación de los años 80 y posteriores, y que estamos hablando de instituciones grandes y complejas en las que siempre habrá un margen de impunidad, pero creo que en los últimos 15 años se han comenzado a implantar mejoras sistémicas en la línea que mencionas.

      Como en todas partes, hay mejores y peores profesores, investigadores y estudiantes. Pero no está de más valorar lo que ya tenemos, fruto del esfuerzo de mucha gente durante décadas. los cambios culturales llevan tiempo, y las campañas de desprestigio no son causalidad, sino un paso más en la estrategia de derribo de lo público y la excusa para los que no quieren poner en cuestión o revisar sus usos y sus privilegios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>